Técnica

Las Microburbujas

UN TEMA PENDIENTE.

MicroburbujasEl advenimiento de medios de detección de burbujas descompresivas de última generación, basados en la emisión de señales de ultrasonido (sistemas de detección Doppler), ha permitido testear de forma efectiva las distintas tablas de descompresión y ordenadores de buceo, pudiendo establecerse con cierta certeza los grados de seguridad que las distintas opciones brindan.
Se ha establecido que perfiles considerados seguros dentro de las tablas normalmente utilizadas indefectiblemente formaban burbujas al final del buceo, este factor de riesgo no se modificaba mucho con respecto a los tiempos establecidos de permanencia, considerando comparativamente las tablas más seguras como las más liberales en buceos sin descompresión, este fenómeno responde al hecho que la formación de burbujas se debe a la técnica de descompresión basada en lograr el mayor diferencial de presión del Ni ( la diferencia entre la presión parcial Ni en los tejidos y la presión parcial del Ni a la que está sometido el buzo ), el objetivo de llevar al buzo lo más cerca de la superficie acelera el proceso descompresivo , pero el riesgo de formación de burbujas es alto.
Las teorías que se basan en la preexistencia de núcleos gaseosos en los tejidos aclaran un poco el tema demostrando la existencia de burbujas cuando los perfiles de buceo son considerados seguros, el problema radica en no aumentar su número ni el tamaño de las mismas para que estas permanezcan estables y asintomáticas, cuando se utilizan gradientes de descompresión altos puede suceder que se generen nuevas burbujas que aumentaran de tamaño al disminuir la presión, unirse a las ya existentes y volverse inestables con las consecuencias que esto produce.
De todas formas aunque las burbujas permanezcan sintomáticas la carga excesiva de Ni causada por la existencia de núcleos gaseosos, mas las burbujas propias del buceo con exposiciones sucesivas, pueden causar daños en tejidos blandos como el cerebro, medula espinal y retina ocular, es evidente que en este planteo existen grupos de riesgo como son los buzos profesionales, instructores, guías y también buzos deportivos que planifican una gran cantidad de buceos sucesivos en pocos días.
El planteo para evitar los problemas descriptos se basa en adherir a métodos más estrictos de descompresión basados específicamente en replantear el tema de las paradas de seguridad y las de descompresión. DAN Europa, mediante pruebas de campo pudo establecer que en perfiles de buceo normales solo el 6 % de los buzos no se le detectaron burbujas, pero cuando se adopto un plan de paradas de descompresión profundas ese índice trepo hasta el 60 %.
Actualmente se está estudiando la creación de un programa de descompresión basado en paradas múltiples más profundas y de corta duración, que reduzca al máximo la formación de burbujas asintomáticas cumpliendo con la condición de permitir tiempos de ascenso no excesivamente largos.
Una técnica propuesta, simple y efectiva para buceos sin descompresión, consiste en realizar sus paradas de seguridad más profundas, haga una detención a la mitad de la profundidad que buceo por un minuto y no saltee la parada de seguridad a 6 más por 2 minutos y otra a 3 más por otros 2 minutos.

Por la Seguridad en el Buceo.
Fundación Escuela de Recuperación Submarina
Oscar A Ramos Instructor Nacional de Buceo Deportivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *